CEN INFORMA
12.08.2011

El país necesita un clima social de consenso para impulsar el empleo, la educación y la empresa innovadora

Propone una hoja de ruta para la recuperación económica española con cinco cambios estructurales urgentes
En el documento se reclaman cambios en muchos campos y se identifican cinco objetivos estructurales urgentes: impulsar el cambio de especialización productiva, reforzar la competitividad de la empresa, reformar la educación y el mercado de trabajo, recuperar el normal funcionamiento del sector bancario y redefinir las principales políticas públicas.

España necesita modernizar a fondo su estructura productiva para encontrar su lugar en la economía global y volver a crecer con un patrón sostenible a largo plazo. Las fuentes del crecimiento han de ser las que ya utilizan con éxito los países desarrollados: mejoras de eficiencia, uso intensivo de los activos del conocimiento e innovación.

 

Así lo indica el Informe Fundación BBVA-Ivie 2011 sobre Crecimiento y competitividad, que presenta los resultados de una amplia investigación sobre la trayectoria de la economía española desde 1995 hasta la actualidad y propone 62 medidas para recuperar el crecimiento y aprovechar para la sociedad las nuevas oportunidades de progreso. El documento ha sido realizado por un equipo de diez investigadores y técnicos del Ivie, entre los que se encuentran cuatro catedráticos de la Universidad de Valencia, y dirigido por Francisco Pérez, catedrático de esa universidad y director de investigación del Instituto.

 

La posición de España en el escenario económico actual muestra importantes fortalezas pero también preocupantes debilidades. Entre las fortalezas alcanzadas el informe destaca las siguientes: los altos niveles de sus dotaciones de capital privado e infraestructuras; la sustancial mejora de la cualificación de los recursos humanos y la incorporación masiva de universitarios a las empresas; la competitividad de las empresas exportadoras en los mercados mundiales; la consolidación de un importante grupo de multinacionales españolas, financieras y no financieras, en posiciones de liderazgo mundial en sus sectores; y el desarrollo de un estado de bienestar moderno, que ofrece elevadas prestaciones en muchos servicios y desempeña un papel estabilizador, económico y social, muy importante.

 

Por otro lado, el documento también señala como principales debilidades: el lento avance de la productividad; un importante déficit exterior; el elevado peso en el tejido empresarial de las microempresas, de las actividades de bajo contenido tecnológico y de los sectores muy sensibles al ciclo; el insuficiente aprovechamiento del capital humano y la baja intensidad innovadora; el alto nivel de desempleo y su concentración en jóvenes y trabajadores de baja cualificación; el elevado endeudamiento privado y la lenta respuesta a las necesidades de capitalización de una parte del sistema bancario; y un importante desequilibrio estructural en las cuentas públicas, acompañado de ineficiencias en la asignación de los recursos y la gestión de los servicios públicos.

 

En este sentido, y a la luz de los resultados, los autores del estudio destacan la importancia de contemplar conjuntamente las soluciones a estos problemas para comprender que en cada uno de ellos los esfuerzos deben recaer sobre grupos distintos. Con esa finalidad, en el informe analiza en profundidad cinco dimensiones clave para disponer de una economía moderna, competitiva y sostenible: la orientación de la inversión y la productividad; la estructura empresarial y la competitividad; el mercado de trabajo, el empleo y el capital humano; el funcionamiento del sector bancario; y el sector público. A partir de ese análisis, presenta propuestas de actuación en todos estos ámbitos decisivos para el futuro de la economía española.

 

“El oscuro panorama español actual, -se afirma-, requiere actuar con urgencia sobre la estructura productiva y reformar numerosas instituciones, actuando con decisión desde las empresas, el sector público y el sector financiero, apoyando las actuaciones en un clima social favorable a las reformas necesarias en muchos ámbitos, contando con el esfuerzo de todos los agentes e instituciones, señala el documento presentado”.

 

Cinco objetivos

 

Cinco son los objetivos fundamentales señalados por el informe de la Fundación BBVA para mejorar la capacidad de competir y recuperar un crecimiento duradero: cambiar la especialización productiva, reforzar la competitividad de la empresa, reformar la educación y el mercado de trabajo, recuperar el normal funcionamiento del sector bancario y redefinir las principales políticas públicas. Los autores advierten de que muchas de las reformas necesarias son estructurales y solo darán sus frutos a medio plazo. Pero deben ser abordadas de inmediato para detener la pérdida de posiciones y evitar que se desaprovechen las oportunidades que ofrece el nivel de desarrollo conseguido por España.

 

La productividad, cuestión clave

 

El trinomio educación-empleo-empresa ha de ser el engranaje clave de la competitividad española y de un patrón de crecimiento en el que las ganancias de productividad permitan mejoras salariales, favorezcan el empleo estable y reduzcan la tasa de paro. Los datos evidencian que la escasa eficiencia productiva ha sido un problema general de la economía española en los años de expansión, afectando a numerosos sectores y muchas empresas. BBVA recomienda mejorar la productividad de las empresas mediante un aprovechamiento eficiente de la inversión y mantener acompasadas las mejoras salariales con los incrementos de productividad con el fin de mejorar la competitividad.

 

Las empresas, protagonistas de los cambios

 

Las empresas son la clave de la competitividad y su primera referencia para mejorar la productividad deben ser los casos que representan las mejores prácticas en cada actividad. El estudio aconseja contemplar el desarrollo del nuevo patrón de crecimiento sin prescindir de ningún sector, incluidos los que en la actualidad están en crisis, como la construcción o, hasta hace unos meses, el turismo.

 

Propuestas:

 

1. Eliminar obstáculos que frenan el crecimiento del tamaño de las empresas –relacionados con frecuencia con la resistencia de los propietarios a compartir la dirección con especialistas-profesionalizando la dirección, mejorando los modelos de gestión y el acceso a la financiación y combatiendo la fragmentación de los mercados locales y regionales.

 

2. Incrementar el número de empresas exportadoras y reforzar la diversificación geográfica de las exportaciones, orientándolas hacia las regiones más dinámicas, en especial a Asia y América Latina.

 

3. Impulsar el uso productivo del conocimiento, intensificando el empleo del capital humano y de las TIC en todas las empresas, y difundir entre los profesionales y el tejido empresarial las experiencias de empresas cuyas trayectorias representan ejemplos de buenas prácticas.

 

Falta empleo y también formación

 

La “máxima prioridad” es reformar la estructura obsoleta del mercado de trabajo. El dualismo contractual concentra la flexibilidad en los jóvenes y en los menos cualificados, acentúa el ciclo del empleo y aumenta el paro de larga duración. Además, la negociación salarial no vincula adecuadamente las retribuciones con la productividad de las empresas, que es muy heterogénea, y perjudica su competitividad.

 

Propuestas:

 

1. Reducción del abanico actual de contratos, la reducción de la incertidumbre sobre la procedencia o no del despido y una mayor transparencia de las empresas sobre la evolución de su productividad como base de su mayor protagonismo en las negociaciones salariales.

 

2. Reforzar las conexiones entre el sistema educativo y las empresas, para que las competencias de los trabajadores se adapten mejor a las necesidades del sistema productivo.

 

3. En España existe un amplio margen para desarrollar políticas activas de empleo y propone impulsar con decisión cambios en esa dirección, que estimulen la búsqueda de empleo y combatan el paro estructural mediante la formación. Propone impulsar el empleo a tiempo parcial para aprovechar sus posibilidades como instrumento de lucha contra el paro y flexibilización del empleo.

 

Mejorar los resultados educativos

 

Junto a estos aspectos referidos a la formación a lo largo de la vida laboral, el documento señala la necesidad de mejorar los resultados y la eficiencia de los procesos educativos y reforzar las conexiones entre universidad y empresa. En particular, advierte sobre la importancia de evitar el abandono educativo temprano y aumentar el porcentaje de jóvenes con estudios secundarios postobligatorios.

 

Propuesta: Desarrollar políticas de incentivos que mejoren el funcionamiento del sistema educativo en todos sus niveles, reduzcan el abandono temprano e incrementen el porcentaje de jóvenes con estudios secundarios.

 

Sector bancario: recuperar la normalidad

 

El informe destaca que uno de los obstáculos para la recuperación del crecimiento y la creación de empleo es la normalización de la financiación y, en particular, del crédito. El origen de estos problemas son los quebrantos patrimoniales derivados de la burbuja inmobiliaria, pero los autores señalan que las necesidades de capitalización de las entidades de crédito están concentradas en algunas cajas de ahorros y en bancos pequeños, que en conjunto representan la tercera parte de los activos del sector.

 

Propuesta: Abordar con decisión las necesidades de recapitalización de las entidades con problemas y, en general, incrementar la transparencia para evitar que las debilidades de algunas contaminen la imagen del resto. Es necesario mejorar la gobernanza y la profesionalización de la gestión de las entidades que se encuentran con mayores problemas y se han mostrado más expuestas al ciclo, con el fin de reducir los riesgos futuros y recuperar la confianza de los inversores en el sistema bancario español.

 

Sector público: ajuste, eficiencia y equidad

 

El documento advierte que los últimos datos de la OCDE no respaldan la tesis de que España tiene un sector público sobredimensionado, ni en su volumen de gasto total ni en su actividad productiva y empleo. En España el valor añadido público supone el 14% del PIB y el empleo público representa el 16% del total, unos valores relativos similares a los de los grandes países europeos o Estados Unidos. No obstante, la necesidad de recuperar el equilibrio financiero y corregir el déficit estructural de las cuentas públicas, destacando que el principal problema del sector público español no es su dimensión, sino la eficiencia y la equidad.

 

Propuestas:

 

1. Un compromiso de estabilidad financiera del sector público que incluya los siguientes puntos: compromiso legislativo de equilibrio estructural de las cuentas públicas; refuerzo de la política de control del gasto sanitario; intensificación de la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida; y revisión del impacto sobre el gasto público de las prejubilaciones

 

2. Poner en marcha un plan de acción para mejorar la eficiencia del gasto público que contemple, entre otras medidas, el desarrollo de una nueva cultura de inversión pública basada en la eficiencia, que evite los costes que representan las infraestructuras e instalaciones poco utilizadas.

 

3. Desarrollar un plan de igualdad de oportunidades en los servicios públicos, orientado a reducir las diferencias de gasto por habitante entre comunidades autónomas y lograr compromisos para que se coordinen las políticas que generan duplicaciones e inducen compromisos de gasto en otros niveles de gobierno.

 

4. Incentivos adecuados para mejorar la calidad de la educación a todos los niveles, dirigidos tanto a estudiantes como a profesores (tasas universitarias, evaluaciones externas) y para implicar a usuarios y profesionales en el control del gasto sanitario (diseño coherente de los instrumentos de copago, sistemas de gestión e información, análisis coste-efectividad de los servicios y prestaciones).

 

Cambio de clima social: un requisito imprescindible

 

El informe destaca la importancia de construir un nuevo clima social de mayor confianza y cooperación. Solo así se podrán llevar a cabo los numerosos cambios necesarios para que la economía española recupere la senda del crecimiento, advierte el documento. En este sentido, señala la relevancia de promover como valores generales la cultura del esfuerzo, la competencia leal, la valoración social del talento y la innovación, la disposición a confiar de los individuos, la transparencia de empresas e instituciones públicas, la lucha contra la corrupción y la apertura al mundo y sus oportunidades de cooperación.

 

Propuesta: Promover un clima social favorable a los cambios, basado en consensos básicos, el fomento de la cultura del esfuerzo, la valoración de la competencia leal y una mayor transparencia de las empresas y las instituciones públicas.

Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos