CEN INFORMA
24.09.2010

“Si queremos ayudar a la recuperación, debemos ayudar a las empresas a ser competitivas”

 

Carlos Ocaña, secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos
“Si queremos ayudar a la recuperación, debemos ayudar a las empresas a ser competitivas”, para lo que son necesarias reformas en el sistema, según reconoció el secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Carlos Ocaña, en la conferencia “Los retos de la política económica en España”, que organizó Institución Futuro, dentro de su ciclo “Respuestas ante la crisis”, en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) (escuchar intervención de Carlos Ocaña).

El secretario de Estado explicó la situación económica, que definió como “muy complicada”, aunque “los datos macroeconómicos de este año son mucho mejores que los del pasado”, apuntó. Situación actual que, como consideró, requiere de austeridad en el gasto público y reformas estructurales. En su análisis, Ocaña señaló que “la mayor crisis global desde la Segunda Guerra Mundial” ha puesto de relieve “grandes desequilibrios”, como los que han supuesto la burbuja inmobiliaria y la financiera.

 

Actualmente, “los déficit de los países son uno de los mayores escollos para salir de la crisis”, indicó Ocaña, “después de que la política económica frente a la crisis hayan sido los estímulos fiscales, los rescates de entidades financieras y la reforma global del sector financiero”. Según advirtió el secretario de Estado, esa reacción a la crisis se ha reflejado en un rápido deterioro de las “cuentas públicas”. A este respecto, calificó de “insostenible” la cifra de un 11% de déficit con la que cerró España su ejercicio de 2009.

 

La deuda, a su vez, se tradujo en “grandes tensiones en los mercados”, que han complicado “enormemente” el acceso al crédito de “grandes países”, señaló Ocaña, que también subrayó que “es difícil exagerar la importancia que tiene que los mercados financieros se paralicen”. De esta forma, el secretario de Estado contextualizó las “medidas excepcionales” que ha habido que tomar para conseguir que el déficit público sea del 3% en 2013 (pasando por el 6% en 2011).

 

Sin embargo, Ocaña también quiso poner de relieve que “el Gobierno ya era consciente de la necesidad de reducir el déficit antes de que se produjeran estos acontecimientos”, y se refirió a medidas tomadas en 2009 como la “retirada de parte de estímulos fiscales” o la decisión de elevar el IVA (se decidió en el otoño del año pasado). “Los hechos han confirmado que estos ajustes eran ineludibles”, afirmó el ponente. Dicho esto, reconoció que “los acontecimientos han convertido esa necesidad en una urgencia”, y se refirió a las medidas de recorte aprobadas en mayo, que incluían políticas como la bajada del 5% de la retribución de los funcionarios.

 

Además, anunció que en el Consejo de Ministros de hoy se presentarán los Presupuestos Generales para 2011, que incluyen una reducción del techo de gasto del 8% respecto a los anteriores. “Les quiero trasladar la idea de que la consolidación fiscal se encuentra avanzada para corregir esta situación”, afirmó Ocaña ante el auditorio, que, dicho esto, aseguró que “estamos haciendo los deberes”. Aún y todo, recordó que también confía en “que exista voluntad política”, para que las Comunidades Autónomas recorten gastos. Esto lo apuntó “dejando a un lado los servicios básicos (sanidad o educación)”, aunque también reconoció que en esos servicios también habrá que “ser mejores gestores y aumentar la eficiencia”.

 

Ajuste fiscal con “más efecto en la equidad, que en la potencia recaudatoria”

 

“Hay un debate acerca de si todos estos esfuerzos de consolidación fiscal se pueden hacer sin aumentar los ingresos”. Sin embargo, en materia de impuestos, “las decisiones cuantitativamente más importantes ya se han tomado”. De manera, que “se va a corregir el déficit más por la vía de ajuste del gasto que por la de aumento de los ingresos”, aseguró Ocaña.

 

Sin embargo, también reconoció que “aún vamos a hacer algún ajuste” en esta materia, aunque tendrá “más efecto en la equidad, que en la potencia recaudatoria”. Al día siguiente de estas declaraciones, el Gobierno confirmó que los Presupuestos Generales para el próximo año incluirán una subida del IRPF del 43% al 45% a las rentas superiores a 120.000 euros.

 

Cómo conseguir volver al crecimiento

 

Una vez visto el “problema urgente”, Ocaña se refirió a “cómo volver al crecimiento económico”. Según el, la recuperación “sólo puede conseguirse” desde la reactivación del comercio exterior, e impulsando así la demanda interna y el consumo. En cambio, “no podemos esperar un nuevo sector milagro”, que, como ocurrió con la construcción, “vuelva a acaparar el crecimiento económico”. “Tampoco va a ser el sector público el que estimule el tirón”, añadió el secretario de Estado.

 

El “concepto clave” para la salida de la crisis es el de la competitividad, afirmó Ocaña. “Hemos perdido competitividad, aunque las empresas españolas han aguantado bien el tirón”, consideró éste, a la luz de la cuota de mercado de las empresas españolas en el exterior. Todo esto, “a pesar de haber jugado con desventaja en sus costes”. El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos pasó a explicar algunas de las reformas necesarias para mejorar la competitividad de nuestro país. En concreto se refirió a las reformas en el mercado de trabajo, el sistema de pensiones, el sistema financiero, la energía o los servicios profesionales.

 

Respecto a la reforma laboral, Ocaña recordó que “nuestro principal problema es el desempleo (con una tasa de paro que supera el 20%)”, y “necesitamos un mercado de trabajo que sea eficaz”. En cuanto a la reforma decretada en junio, el secretario de Estado hizo hincapié en la lucha contra la dualidad del mercado laboral entre trabajadores temporales y fijos, y, a pesar de la huelga general convocada para la próxima semana, “se han respetado escrupulosamente los derechos adquiridos de los trabajadores fijos”, aseguró el ponente. Éste también se refirió a la introducción de elementos de flexibilidad en la negociación colectiva, por ejemplo, para favorecer que una empresa se “descuelgue” de un convenio, según sus dificultades.

 

Otra reforma apuntada por Ocaña fue la del sector financiero, con herramientas tales como el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, (FROB) “que cumplió su misión de estabilizar el sistema”; o la Ley de Cajas (LORCA), que “refuerza el marco jurídico para dar más estabilidad, independencia y transparencia a los órganos de gestión de esas cajas”.

 

Perfil de Carlos Ocaña

 

Nacido en Madrid, Ocaña es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Zaragoza y Ph. D. en Managerial Economics por la J.L. Kellog Graduate School of Business de Estados Unidos.

Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos