CEN INFORMA
23.05.2016
“Empresas, trabajadores, formadores y Gobierno deben prepararse para afrontar las tendencias en el empleo”

Hoy se ha presentado el informe “Empleo 2030. Preparando hoy el empleo de mañana. Tendencias de futuro en el empleo”, elaborado por Institución Futuro para la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) y que se enmarca en el ámbito del Convenio entre el Servicio Navarro de Empleo y el Instituto Navarro para la Formación, Reciclaje y Empleo (INAFRE), para el desarrollo de acciones en materia de Observatorio de Empleo para el año 2015 (informe íntegro).
El estudio tiene como objetivo ayudar a las personas, empresas, entidades formativas, y gobierno a prepararse para las principales tendencias laborales de los próximos años. Para ello, se recopilan las principales tendencias globales y las tendencias sectoriales susceptibles de afectar al mercado laboral. Se detalla, además, qué consecuencias concretas tienen en el empleo. Por último, se listan los principales ámbitos de la economía en los que todo parece indicar que se va a dar una mayor demanda de empleo. Asimismo, se incluye una batería de medidas a adoptar por los principales agentes afectados para prepararse de cara al futuro. 

TENDENCIAS GLOBALES

De entre las muchas tendencias globales que afectarán al empleo a futuro, y que están analizadas en el informe, se destacan las siguientes:

1)    DEMOGRÁFICAS. El aumento de la población mundial, aunque no en Europa, provocará la apertura de nuevos mercados y provocará retos a los que habrá que hacer frente, como la escasez de alimentos, de agua o de energía. Asimismo, el hecho de que el 60% de la población vivirá en ciudades requerirá desarrollar ciudades “inteligentes”, con aspectos como movilidad sostenible, rehabilitación eficiente…

Otra tendencia demográfica con gran impacto en el empleo será la escasez de trabajadores. Según indica, entre otros, Boston Consulting Group, en muchas economías occidentales habrá en 2030 más puestos de trabajo disponibles que personas adultas en disposición de trabajar. Este hecho obligará  a las empresas a trabajar para atraer y retener al mejor talento en sus organizaciones: la motivación o el marketing para atraer trabajadores serán claves. 

El envejecimiento de la población es un hecho. En los próximos 20 años España perderá un 4% de su población activa debido a la baja natalidad y el envejecimiento (a partir de 2018, tendrá un saldo vegetativo –nacimientos menos defunciones-negativo).  A este hecho se suma el aumento de esperanza de vida: 89 años en países desarrollados. En España pasaremos de tener un ratio de 1,05 de inactivos y parados por cada ocupado a 1,17. Este envejecimiento generará oportunidades de empleo en las áreas de servicios personalizados, domótica, tecnologías para la autonomía, vida saludable, turismo, ocio, salud y farmacéuticos o  accesibilidad.

2)    RECURSOS. En 2030 el 47% de la población mundial sufrirá escasez de agua. De ahí que vayan a existir oportunidades en áreas como la desalinización del agua, la limitación del uso de agua en electrodomésticos, el ahorro de agua en regadíos o desarrollo de cultivos que necesiten poco riego o la depuración y regeneración de aguas residuales. 

Para dar de comer a la creciente población será necesario que se incrementen en un 35% los alimentos disponibles. En esta área habrá oportunidades en el desarrollo de cultivos que apenas necesiten recursos para crecer, alimentos transgénicos o el desarrollo e implantación de nuevos alimentos. 

Según proyecciones de la UE, la demanda mundial de energía crecerá a un 1,8% anual hasta 2030, con mayor crecimiento en los países en vías de desarrollo. Los combustibles fósiles seguirán constituyendo la mayoría del suministro energético, y en Europa las energías renovables y nuclear alcanzarán el 20%. Algunos minerales muy utilizados en la industria, desaparecerán.

3)    DIGITALIZACIÓN. La tecnología en la nube (cloud computing) puede llegar a representar un potencial económico de entre 1,35 y 4,9 trillones de euros, buena parte de ellos procedentes de mejoras de la productividad de las empresas TIC. En España la digitalización tendrá un impacto de 120.000 millones sobre el valor añadido bruto en 2025.

El Internet de las cosas, que implica no solo conectar aparatos, sino también personas, datos o procesos de la información adecuada llegue a la persona adecuada en el momento adecuado, será otro aspecto con grandes oportunidades en el empleo.

Asimismo, cabe destacar la fabricación aditiva o impresión 3D, técnica aplicable a la fabricación y a los prototipos que permite diseños más complejos, aligerar el peso de las piezas y acortar el tiempo y coste de desarrollo. Su impacto económico será de entre 182 y 436 billones de euros por año para 2025. A estos avances tecnológicos hay que sumar otros como la robótica, la inteligencia artificial o la realidad aumentada. 

Y todo ello unido al desarrollo de los escáneres, imagen digital y sensórica que proporcionaran una masa ingente de datos que deberán poder ser tratados con técnicas de big data para obtener de ellos información relevante capaz de mejorar la competitividad de las empresa y la experiencia de los clientes. Así, se generan oportunidades para monitorizar calidad de productos, predecir el futuro y poder actuar sobre él, personalizar la oferta al  cliente, avanzar en genética…

    Los profesionales del big data han de combinar tres capacidades diferentes:
•    Ingeniería de datos para poder construir una infraestructura de datos robusta. 
•    Análisis de datos para extraer información valiosa de los mismos.
•    Conocimiento del negocio para aplicar esa información. 

Así pues, las tendencias que deberán afrontar las empresas y que serán fuente de empleo serán:

•    Movilidad. En 2015 el 40% del total de la población mundial tendrá un Smartphone. Para seguir siendo relevante y estar al día las empresas deberán tener una estrategia móvil.
•    Incremento de las relaciones con los consumidores y disminución de los comerciales intermedios en muchos negocios. 
•    Proliferación de las plataformas que permiten a empresas de cualquier tamaño acceder directamente a clientes de todo el mundo. 
•    Los consumidores serán menos fieles a las marcas, por lo que para fidelizarlos será necesario focalizarse en generarles una experiencia satisfactoria y hacerles participar.
•   La masificación de información y de oferta ha hecho que el consumidor valore especialmente la personalización de los servicios, productos e información. 
•    Existe un gran gap entre las posibilidades tecnológicas de los productos y el conocimiento de los usuarios. El consumidor va siempre por detrás de la tecnología y por lo tanto es importante la capacidad de hacérselo fácil.
•    Existe una  gran cantidad de datos de los consumidores en la red susceptibles de ser sustraídos o utilizados de forma poco ética por lo que las empresas se ven obligadas a garantizar la protección de los datos de sus clientes consumidores y por lo tanto a invertir en ciber-seguridad
•   Los aparatos y máquinas  mejoran sus sistemas cognitivos e interactúan con las personas de forma de la voz y los gestos puedan guiarlos. 
•    La realidad virtual aumentada permitirá crear nuevas experiencias al consumidor. 
•    Las ciudades, cada vez más pobladas, transitarán hacia la “smart city” en la que la eficiencia energética o el transporte multimodal e integrado ofrecerán numerosas oportunidades. La integración de las diferentes infraestructuras se producirá a través de plataformas digitales que las conectarán y serán capaces de aportar datos en tiempo real que den una visión sistémica de la ciudad y permitan  predecir y realizar acciones preventivas.

TENDENCIAS SECTORIALES

De entre las muchas tendencias sectoriales que afectarán al empleo a futuro, y que están analizadas en el informe, se destacan las siguientes:

1)  SALUD. En el campo de la salud, el modelo tiende a estar centrado en el paciente y a bascular desde un modelo diagnóstico hacia un modelo de prevención. Algunas de las principales tendencias en este campo con implicaciones en el empleo son:

•    Imagen médica 3D sin soporte físico digitalizable que podrá enviarse y facilitar el diagnóstico y tratamiento médico a distancia.  
•    Realidad virtual. 
•    Gestión y análisis de datos, modelos de simulación y herramientas para gestionar y compartir el conocimiento.
•    Incremento de las actividades de prevención para disminuir los costes globales sobre todo gracias al avance de la genómica.
•    Desarrollo de dispositivos móviles para tratar y hacer el seguimiento de pacientes.
•   La digitalización de la información hará más fácil su traslado y su interoperabilidad por lo tanto el movimiento de pacientes entre centros incrementando la competencia entre estos y la posibilidad de ser diagnosticado por freelances fuera del sistema.
•    Se podrán formar redes de personal sanitario virtualmente conectado para diagnóstico. formación, investigación. 
•    Los dispositivos gracias a la radiofrecuencia permitirán la monitorización de pacientes dependientes. 
•   Biosensores implantables o portátiles en las prendas de vestir que monitoricen al paciente y lancen alarmas cuando así se requiera movilizando a los servicios médicos.
•    Bio chips para kits diagnósticos de uso masivo.
•    Aparatos de telecirugía que sean fácilmente trasladables y económicamente viables.
•    Tratamientos más personalizados con el avance de la genómica.
•    El paciente podrá disponer  de su información. 

2)  ALIMENTACIÓN. El imparable aumento de la población, la escasez de tierra cultivable y de agua, el coste de la energía y los fenómenos climáticos van a ser fuente de grandes retos para el mundo de la alimentación. Hay iniciativas que serán fuente de nuevos empleos:

•    Utilización de la sensórica para monitorizar cultivos y tierras empleando big-data lo cual permite optimizar siembras y recogidas, el diseño de seguros de cosechas más avanzados y la posibilidad de desarrollar múltiples aplicaciones y servicios de valor añadido que pueden ofrecerse a agricultores y compradores de materias primas.
•    Proliferación de nuevos cultivos que necesiten menos recursos: súper arroz verde,  teff etíope, algas...
•    Granjas de animales que occidente no está habituado a comer (grillos, gusanos).
•    Productos tradicionales realizados a base de insectos (chips, cookies..).
•   Plantaciones y granjas en lugares diferentes para solucionar el problema de la falta de suelo o de la cría de animales en su propio entorno: en mar abierto, en polígonos...
•    Mejora de las propiedades de los alimentos eliminando transporte: cultivo en azoteas o en casas, el growsumer.
•    Utilización y combinación de plantas para sustituir productos animales.
•    Deshidratación que facilite el transporte o la utilización como aditivo (alcohol en polvo).
•    Producto más artesano, más cercano, más personalizado y generación de una mejor experiencia de compra.
•   Embalajes inteligentes que informen sobre el estado del producto o lo protegen o alargan su vida y también pueden servir como juguete o de alguna otra forma.
•    Productos semiterminados para acabar en casa.
•    Máquinas herramientas y electrodomésticos inteligentes para hacer en casa productos que tradicionalmente se compran: pan, cerveza.
•    Internet aplicado a la cocina.

3)  ECONOMÍA VERDE. La economía verde incluye el tratamiento y depuración de aguas residuales, la gestión y tratamiento de residuos, energías renovables, gestión de zonas forestales, servicios ambientales a empresas, educación e información ambiental, agricultura y ganadería ecológicas, gestión de espacios naturales, I+D+i ambiental…
 
La creciente preocupación por el medio ambiente y cambio climático hacen necesario el desarrollo de un modelo que reduzca el impacto adverso de la actividad humana en el entorno. Este hecho se está viendo favorecido por la aparición de numerosa normativa ambiental. Asimismo, la preocupación ciudadana da y dará impulso a los sectores más cercanos al consumidor, como las energías renovables.

4)  RECURSOS HUMANOS. Aspectos estudiados en este informe como la tecnología o la demografía cambiarán las culturas y estructuras empresariales. En este sentido, la función de los recursos humanos será clave para ayudar a las personas a aceptar los cambios o incluso ser los propios promotores de los mismos. Así, los RRHH pasarán a tener una función más estratégica y con mayor peso en las decisiones empresariales. 

Los principales retos de la gestión de personas en los próximos años serán: 

•    Retención del talento y mantenimiento del compromiso de los empleados.
•   Gestión de la simultaneidad de entornos de trabajo de los equipos, con empleados trabajando en las oficinas y personas realizando teletrabajo o profesionales en diferentes ciudades.
•   Atracción del talento y reclutamiento. Poder anticipar las necesidades de la empresa para disponer de los profesionales requeridos lo antes posible y en cuanto la empresa los necesite.
•    Gestión de conocimiento y formación.
•   Gestión de la diversidad, sobre todo cultural (debido a la globalización e internacionalización) y generacional (con la convivencia de varias generaciones en la misma organización). 

ÁMBITOS CON MAYOR DEMANDA DE EMPLEO A 2030

Tras el repaso de tendencias a 2030 se señalan algunos ámbitos de la economía en los que todo parece indicar que se va a dar una mayor demanda de empleo: 

1)  Todos aquellos que tienen que ver con la salud y prioritariamente los ligados al envejecimiento, al bienestar y al tratamiento de los trastornos derivados del estrés y otros problemas de la forma de vida actual. Los profesionales demandados serán similares a los actuales pero dispuestos a formarse en continuo para poder estar al día de la gran cantidad de cambios y avances que van a afectar a su profesión.
2)  Los relacionados con el mundo de los datos y la capacidad de analizarlos y transformar sus resultados en conocimiento para tomar mejores decisiones y aprovechar oportunidades.  En este ámbito se necesitarán profesionales del mundo de los números: informática, estadística, matemáticas. 
3)  Los relacionados con las nuevas  tecnologías de la comunicación, ya que el sector TIC es uno de los que más crece debido al continuo avance de las tecnologías. Por ello profesiones como ingenieros de sistemas y programadores continuarán siendo muy demandadas. Internet y la tecnología asociada es un ámbito que sigue creciendo. Los especialistas en cloud computing, investigación de mercados, marketing digital o community managers serán algunos de los empleos en auge.
4)  La logística y la distribución que seguirán creciendo en la medida que lo hacen las ventas por internet.
5)  Los que tienen que ver con la construcción de las grandes infraestructuras, que van a ser necesarias en los países en desarrollo. En ellos se necesitarán numerosos perfiles técnicos y también gestores de proyecto.
6)  Los que tienen que ver con la personalización de los productos y la necesidad de hacerlos atractivos: diseñadores, creativos y todas aquellas profesiones relacionadas con la satisfacción de clientes.
7)  Aquellos relativos al medio ambiente, que va a experimentar un claro avance por la mayor preocupación de los ciudadanos pero, sobre todo, por la legislación que se va a desarrollar al respecto. El fuerte incremento que se espera en la demanda de energía y el deseo de sustituir las fuentes contaminantes por otras más limpias, sostenibles y eficientes  va a contribuir al desarrollo tecnológico de las energías renovables y del reciclado y a una mayor demanda de especialistas en renovables, químicos y expertos en eficiencia energética.
8)  La formación para empresas y profesionales en todas aquellas áreas que necesitan conocer para poder “sofisticar” sus empresas.

Asimismo, se pueden detectar algunos campos en los que están proliferando las nuevas starts ups. 

1)  En la explotación de grandes cantidades de datos.
2)  En el terreno agroalimentario, se centran en la globalización de los productos (insectos o algas), mejora de los productos existentes (transgénicos, bioinsecticidas,..), digitalización y sensórica, cultivos resistentes…
3)  Medio ambiente: reutilización de residuos, ahorro de agua y energía.
4)  Medicina. Telecirugía, nutrigenómica, dispositivos de radiofrecuencia para monitorización de pacientes…
5)  Sensórica y robótica aplicada a numerosos sectores.
6)  Nuevos materiales. 
7)  Internet de las cosas (IoT).

Las competencias más demandas a futuro por las empresas pueden resumirse en las siguientes: 

1)  Honestidad y compromiso ético.
2)  Capacidad de aprendizaje innovación y adaptación al cambio.
3)  Trabajo en equipo.
4)  Análisis y resolución de problemas.
5)  Habilidades interpersonales y comunicación.
6)  Orientación a resultados.
7)  Resiliencia.
8)  Habilidad para trabajar en entornos multiculturales y multidisciplinares.
9)  Idiomas.


ALGUNAS RECOMENDACIONES

1)    Para las empresas 

•    Mejorar su competitividad a través de la innovación. 
•   Transitar hacia la empresa inteligente utilizando las tecnologías que se engloban bajo el concepto 4.0: fabricación aditiva, robótica, realidad aumentada… 
•    Estar conectadas con el exterior y al día de los cambios en el mercado y la tecnología. 
•    Colaborar con otras empresas para enfrentar los grandes retos a los que se ven sometidas.
•   Desarrollar en sus trabajadores las competencias que son necesarias para seguir siendo competitivo en un mundo globalizado y en continuo cambio
•    Reconvertir los departamentos de RRHH en un escenario de escasez de talento en el que tendrán que:
o    desarrollar actividades de marketing para disponer de una marca de empleador atrayente haciéndolo compatible con las prácticas internas.
o    realizar labores de screening del mercado y adaptarse a la contratación por proyectos y al talento contingente que se mueve de proyecto en proyecto y no pertenece a ninguna empresa en concreto. 
o      ser capaces de gestionar el talento necesario y la diversidad en negocios y cadenas de suministro globales.
•    Colaborar con el Gobierno y los agentes educativos y de formación para ser capaces de dotar a los jóvenes de los conocimientos y competencias necesarios para enfrentarse al mercado laboral con éxito.

2)    Para los trabajadores

•    Prepararse para un mercado de trabajo diferente, menos localizado más conectado, más tecnológico y basado en proyectos.
•    Ser responsables de su continua formación a lo largo de la vida lo cual les exigirá estar al día de los nuevos desarrollos y asegurar el tiempo y la financiación necesaria para formarse.
•   Desarrollar aquellas competencias que van a ser claves y diferenciales: resiliencia, adaptación al cambio, resolución de problemas y sobre todo aquellas necesarias para trabajar por proyectos.   
•    Generar redes de trabajo. 

3)    Para los formadores y entidades formativas

•    Colaborar con los empleadores ayudándoles a conseguir sus objetivos al proporcionarles el talento que necesitan. En un mercado de formación cada vez más competitivo la empleabilidad de los estudiantes puede ser un factor clave de diferenciación. 
•    Estar preparado para la disrupción que puede venir de las nuevas tecnologías
•    Mantenerse al día de las novedades.
•    Publicitar los éxitos de sus métodos de aprendizaje e incluir el marketing entre sus actividades.
•    Incluir materias interdisciplinares necesarias en el mundo laboral: innovación, negociación…
•    Ser capaces de proveer itinerarios formativos más flexibles, más prácticos  y formaciones “a la pieza”.



4)    Para el Gobierno

•    Apoyar la creación de empleo en las empresas con el apoyo a pymes y emprendedores. 
•    Promover la creación de start ups tecnológicas de rápido crecimiento.
•    Promover una mayor relación e interacción entre el mundo de la formación y el empresarial. 
•    Flexibilizar las normativas y dar una mayor libertad de acción a los centros de formación.
•    Facilitar la financiación de la inversión en formación de los individuos.
•    Contribuir a la transformación del modelo de empleo para que pueda responder a la nueva manera de producir basada en proyectos y que tiene que adaptarse a un mercado muy cambiante. 
•   Desarrollar una estrategia de largo plazo que asegure que los trabajadores con menor formación puedan afrontar los cambios en el mercado de trabajo. 
•   Trabajar para que Navarra sea una región hiperconectada en el ámbito digital y en el del transporte. La digitalización requiere de inversiones en infraestructuras que, de no hacerse, supondrán la pérdida de competitividad de centros de educativos y empresas. El transporte de mercancías y pasajeros debe ser tal que consiga superar las barreras que genera la situación periférica de Navarra.
•    Promover la digitalización. 
•    Promover la innovación como la fuente de competitividad.
•    Apoyar la sofisticación de las empresas. 
•   A la vista del envejecimiento de la población, trabajar en el aumento de la natalidad y la conciliación y de la población activa y ocupada. 
•    A la vista de todas las tendencias anteriores, prepararse para el futuro. Por ejemplo, desde el punto de vista demográfico, el descenso de la natalidad va a suponer que las profesiones dedicadas a los más pequeños tengan menor demanda, sería deseable comenzar a preverlo.  
•    Disponer de un buen y detallado mapa de oferta y demanda de empleo y una estrategia de atracción del talento que necesite la región.
Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos