CEN INFORMA
22.07.2008

Manipulación manual de cargas

Riesgos que pueden generar sobre la seguridad y salud de los trabajadores
Manejar mercancías u otros objetos durante la jornada laboral es algo habitual para muchos trabajadores. Por ello, muchas veces se olvidan las normas básicas que evitarán que estas tareas se conviertan en un factor de riesgo.

Lo que vamos a conseguir con una correcta manipulación de las cargas es limitar el número de lesiones producidas por posturas incorrectas y sobreesfuerzos y sus consecuencias sobre la salud de los trabajadores.

 

La manipulación manual de cargas puede producir fatiga física o lesiones como contusiones, cortes, heridas, fracturas y lesiones muscoloesqueléticas en zonas sensibles como son los hombros, brazos, manos y espalda.

 

Es una de las causas más frecuentes de accidentes laborales con un 20-25% del total. Las lesiones que se producen no suelen ser mortales, pero originan grandes costes económicos y humanos ya que pueden tener una larga y difícil curación o provocar incapacidad.

 

Uno de los principales problemas que nos encontramos al tratar el tema del manejo manual de cargas es el dolor de espalda:

 

• Entre el 60/90% de los adultos han sufrido o sufrirán dolor de espalda a lo largo de su vida. Por su frecuencia, la patología de espalda es la primera en menores de 50 años, y la tercera en los mayores de esta edad (el 62% de las consultas médicas son por patología lumbar).

 

• Uno de cada tres trabajadores afectados precisa baja temporal, repitiendo en el 90% de los casos.

 

• Los causantes suelen ser sobreesfuerzos y malas posturas.

 

Es importante antes de continuar aclarar los conceptos de carga y manipulación manual de cargas.

 

- Carga: se entiende por carga, cualquier objeto o ser vivo susceptible de ser movido, incluye por tanto, la manipulación de personas, la manipulación de animales, así como la manipulación de cualquier tipo de objeto, incluso aquellos que se manipulen, por medio de elementos mecánicos, pero que requieran algún esfuerzo humano para moverlos o colocarlos en su posición definitiva.

 

- Manipulación manual de cargas: cualquier operación de transporte o sujeción de una carga por parte de uno o varios trabajadores, como el levantamiento, la colocación, el empuje, la tracción o el desplazamiento, que por sus características o condiciones ergonómicas inadecuadas entrañe riesgos, en particular dorsolumbares, para los trabajadores.

 

Respecto al empresario es importante destacar que debe tomar las medidas técnicas u organizativas para evitar la manipulación manual de cargas siempre que esto sea posible y en caso de no poder evitarse tomará las medidas necesarias para reducir los riesgos a niveles tolerables.

 

Trabajadores más expuestos a la manipulación manual de cargas

 

La demanda física de manipular cargas tiene lugar en todos los sectores de actividad aunque predomina en el sector Agrario y Construcción (42% y 39% respectivamente), seguido por el sector Industria (22%) y, finalmente, el sector Servicios (12%).

 

En cuanto a la distribución según el sexo el porcentaje de hombres expuestos a tareas de manipulación de cargas es mucho mayor que el de mujeres expuestas. Esto se explica si se tiene en cuenta que los sectores más expuestos están formados predominantemente por hombres.

 

Por otro lado, los trabajadores temporales presentan mayor exposición a este tipo de demanda física que los trabajadores indefinidos, reflejándose así las peores condiciones laborales que suelen acompañar a los contratos temporales.

 

En cuanto a la distribución por tamaño de plantilla de la empresa refleja una menor demanda física de manipulación manual de cargas en las empresas grandes con 500 o más trabajadores. Es posible que esto se deba a que normalmente las grandes empresas disponen de mayores recursos para optimizar la producción mediante procesos de automatización y mecanización.

 

Factores de riesgo

 

La manipulación manual de cargas es responsable, en muchos casos, de la aparición de fatiga física, o bien de lesiones, que se pueden producir de una forma inmediata o por la acumulación de pequeños traumatismos aparentemente sin importancia.

 

Pueden lesionarse tanto los trabajadores que manipulan cargas regularmente como los trabajadores ocasionales.

 

Las lesiones más frecuentes son:

 

• Contusiones
• Cortes
• Heridas
• Fracturas
• Lesiones músculo-esqueléticas

 

Las lesiones se pueden producir en cualquier zona del cuerpo, pero son más sensibles los miembros superiores, y la espalda, en especial en la zona dorsolumbar.

 

Los factores de riesgo que determinan este tipo de lesiones son:
1. Características de la carga
- Es demasiado pesada o grande
- Es voluminosa o difícil de sujetar
- Está en equilibrio inestable o su contenido corre el riesgo de desplazarse
- Está colocada de tal modo que debe sostenerse a distancia del tronco o con torsión o inclinación del mismo
- La carga, debido a su aspecto exterior o a su consistencia puede ocasionar lesiones al trabajador

 

2. El esfuerzo físico necesario
- Es demasiado importante
- No puede realizarse más que por un movimiento de torsión o flexión del tronco
- Puede acarrear un movimiento brusco de la carga
- Se realiza mientras el cuerpo está en posición inestable
- Se trata de alzar o descender la carga con necesidad de modificar el agarre

 

3. Características del medio de trabajo
- El espacio libre resulta insuficiente para el ejercicio de la actividad, suelo irregular o resbaladizo
- La situación no permite al trabajador la manipulación manual de cargas a una altura segura y en una postura correcta
- El plano de trabajo presenta desniveles que implica la manipulación de la carga en niveles diferentes
- El suelo o punto de apoyo son inestables
- La temperatura, humedad o circulación del aire son inadecuados
- La iluminación no es adecuada
- Existe exposición a vibraciones

 

4. Exigencias de la actividad
- Esfuerzos físicos demasiado frecuentes o prolongados en los que intervenga en particular la columna vertebral
- Periodo insuficiente de reposo fisiológico o de recuperación
- Distancias demasiado grandes de elevación, descenso o transporte
- Ritmo impuesto por un proceso que el trabajador no puede modular

 

• Factores individuales de riesgo
- Falta de aptitud física para realizar la tarea
- Inadecuación de las ropas, el calzado u otros efectos personales
- Insuficiencia o inadaptación de los conocimientos o de la formación
- Existencia previa de patología dorsolumbar

 

Es importante destacar a la hora de manipular cargas la importancia de la ropa de trabajo y de los equipos de protección, y hay que tener en cuenta una serie de cuestiones:

 

• Las prendas de protección completas pueden entorpecer en algunos casos los movimientos
• Los equipos de protección individual, si son muy voluminosos, podrían afectar a una correcta visibilidad
• Unos guantes inadecuados podrían disminuir la destreza manual y afectar a la correcta sujeción de las cargas
• Los equipos de protección individual no deberán interferir en la capacidad de realizar movimientos, no impedirán la visión ni disminuirán la destreza manual. Se evitarán los bolsillos, cinturones, u otros elementos fáciles de enganchar. La vestimenta deberá ser cómoda y no ajustada
• El calzado constituirá un soporte adecuado para los pies, será estable, con la suela no deslizante, y proporcionará una protección adecuada al pie contra la caída de objetos.

 

Riesgos generales

 

Debido a la gran variedad de actividades laborales que incluyen operaciones de manejo manual de cargas, pueden presentarse un número importante de riesgos para la seguridad y salud de los trabajadores:

 

• Golpes y atropamientos por caída de objetos manipulados o almacenados
• Caídas de personal al mismo o distinto nivel
• Golpes contra objetos móviles e inmóviles
• Contactos térmicos debidos a la alta temperatura de la carga
• Cortes y arañazos producidos por esquinas afiladas, astillamientos, clavos, etc
• Fatiga física debida a sobreesfuerzos, posturas forzadas y movimientos repetitivos

 

El peso de la carga

 

En general el peso recomendado para una carga en condiciones ideales de levantamiento es de 25 Kg, aunque se pueden dar otras situaciones como muestra la tabla.

 

    PESO MÁXIMO EN GENERAL 25 Kg MAYOR PROTECCIÓN (mujeres, jóvenes y mayores) 15 Kg TRABAJADORES ENTRENADOS 40 Kg

 

Respecto a las condiciones ideales de levantamiento son las que incluyen una postura ideal para el manejo, una sujeción firme del objeto con una posición neutral de la muñeca, levantamientos suaves y espaciados y condiciones ambientales favorables.

 

Situaciones especiales de manipulación de cargas:

 

• Manipulación de cargas en postura sentado: el peso máximo recomendado es de 5 kg siempre que sea en una zona próxima al tronco, evita manipular cargas al nivel del suelo o por encima del nivel de los hombros y evita giros e inclinaciones del tronco.

 

• Manipulación en equipo: En general, en un equipo de dos personas, la capacidad de levantamiento es de 2/3 de la suma de las capacidades individuales. Cuando el equipo es de 3 personas la capacidad de levantamiento del equipo se reduce aproximadamente a ½ de la suma de las capacidades individuales teóricas.

 

Método para levantar una carga

 

Como norma general, es preferible manipular las cargas cerca del cuerpo, a una altura comprendida entre la altura de los codos y los nudillos, ya que de esta forma desminuye la tensión en la zona lumbar.

 

Si las cargas que se van a manipular se encuentran en el suelo o cerca del mismo, se utilizarán las técnicas de manejo de cargas que permitan utilizar los músculos de las piernas más que los de la espalda.

 

En general para levantar una carga se pueden seguir los siguientes pasos:

 

1. Planificar el levantamiento
- Utilizar las ayudas mecánicas precisas. Siempre que sea posible se deberán usar ayudas mecánicas.
- Seguir las indicaciones que aparezcan en el embalaje acerca de los posibles riesgos de la carga, como pueden ser un centro de gravedad inestable, materiales corrosivos, etc.
- Si no aparecen indicaciones en el embalaje, observar la carga, prestando especial atención a su forma y tamaño, posible peso, zonas de agarre, posibles puntos peligrosos, etc. Probar a alzar primero un lado, ya que no siempre el tamaño de la carga ofrece una idea exacta de su peso real.
- Solicitar ayuda de otras personas si el peso de la carga es excesivo o se deben adoptar posturas incómodas durante el levantamiento y no se pueden resolver por medio de la utilización de ayudas mecánicas.
- Tener prevista la ruta de transporte y el punto de destino final del levantamiento, retirando los materiales que entorpezcan el paso.
- Usar la vestimenta, el calzado y los equipos adecuados.

 

2. Colocar los pies
- Separar los pies para proporcionar una postura estable y equilibrada para el        levantamiento, colocando un pie más adelantado que el otro en la dirección del movimiento.

 

3. Adoptar la postura de levantamiento
- Doblar las piernas manteniendo en todo momento la espalda derecha, y mantener el mentón metido. No flexionar demasiado las rodillas.
- No girar el tronco no adoptar posturas forzadas.

 

4. Agarre firme
- Sujetar firmemente la carga empleando ambas manos y pegarla al cuerpo. El mejor tipo de agarre sería un agarre en gancho, pero también puede depender de las preferencias individuales, lo importante es que sea seguro. Cuando sea necesario cambiar el agarre, hacerlo suavemente o apoyando la carga, ya que incrementa los riesgos.

 

5. Levantamiento suave
- Levantarse suavemente, por extensión de las piernas, manteniendo la espalda derecha. No dar tirones a la carga ni moverla de forma rápida o brusca.

 

6. Evitar giros
- Procurar no efectuar nunca giros, es preferible mover los pies para colocarse en la posición adecuada.

 

7. Carga pegada al cuerpo
- Mantener la carga pegada al cuerpo durante todo el levantamiento.

 

8. Depositar la carga
- Si el levantamiento es desde el suelo hasta una altura importante, por ejemplo la altura de los hombros o más, apoyar la carga a medio camino para poder cambiar el agarre.
- Depositar la carga y después ajustarla si es necesario.
- Realizar levantamientos espaciados

 

Obligaciones generales del empresario

 

• El empresario deberá adoptar las medidas técnicas u organizativas necesarias para evitar la manipulación manual de cargas, en especial mediante la utilización de equipos para el manejo mecánico de las mismas, sea de forma automática o controlada por el trabajador.
• Cuando no pueda evitarse la necesidad de manipulación manual de cargas, el empresario tomará las medidas de organización adecuadas, utilizará los medios apropiados o proporcionará a los trabajadores tales medios para reducir el riesgo que entrañe dicha manipulación. A tal fin, deberá evaluar los riesgos tomando en consideración los factores indicados en el anexo del Real Decreto 487/1997 y sus posibles efectos combinados.

 

Obligaciones del empresario en materia de formación e información

 

• El empresario deberá garantizar que los trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una información y formación adecuadas sobre los riesgos derivados de la manipulación manual de cargas, así como sobre las medidas de prevención y protección que hayan de adoptarse.
• Proporcionará a los trabajadores una formación e información adecuada sobre la forma correcta de manipular las cargas y sobre los riesgos que corren de no hacerlo de dicha forma. La información suministrada deberá incluir indicaciones generales y las precisiones que sean posibles sobre el peso de las cargas y, cuando el contenido de un embalaje esté descentrado, sobre su centro de gravedad o lado más pesado.

 

Conclusiones y recomendaciones

 

• La manipulación manual de cargas atrae grandes riesgos físicos al trabajador y pérdidas económicas al empleador si no se toman las medidas correspondientes del caso.
• El mejor método para evitar riesgos de lesiones, es evitando la manipulación manual de cargas a través de la automatización de la manipulación de cargas, analizando siempre los nuevos riesgos que se puedan generar.
• Cuando no se puede automatizar es necesario realizar la evaluación de los riesgos adoptando alguna metodología para minimizar y controlar los riesgos que ocasiona la manipulación manual de carga, tomando en cuenta siempre el seguimiento de las medidas adoptadas.

 

Fuentes

 

• Ley 31/95 de Prevención de Riesgos Laborales
• Real Decreto 487/1997, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la manipulación manual de cargas.
• INSHT (1998). Guía técnica para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la Manipulación manual de cargas. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. Madrid.
• Artículo 9.5 del Real Decreto 486/1997, sobre lugares de trabajo.
• Publicaciones del INSHT. Manual de Prevención de Riesgos Laborales (Ed. CISS).
• Observatorio Estatal de Condiciones de Trabajo.

 

Roberto Varea

Técnico en Prevención de Riesgos de CEN

Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos