CEN INFORMA
12.12.2014
La CEOE "a mitad de camino" de Rosell vs. "recuperar el respeto de la sociedad" de Garamendi   
Esta semana, se han aprobado las dos candidaturas a presidir CEOE de cara a las elecciones del próximo miércoles   
El presidente de CEOE, Juan Rosell, y el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, han sido oficialmente proclamados candidatos esta semana para la presidencia de la patronal, de cara a las elecciones que la organización celebrará el próximo miércoles, 17 de diciembre. Contrastando los programas de Rosell y de Garamendi, se encuentran multitud de puntos en común. Ahora bien, con matices.
En el caso del actual presidente, Juan Rosell defiende su gestión en sus recientes años de mandato y reconoce su labor en la modernización de la organización, de cara a su representatividad y transparencia. Un reflejo de ello es, por ejemplo, la aprobación del Código Ético y de Buen Gobierno de CEOE, que se aprobó el año pasado en Asamblea General. Según señala Rosell en su programa, “venimos de un trabajo realizado durante cuatro años, saliendo de una difícil situación”, aunque añade: “estamos a mitad de camino, pero nadie puede decir que el camino recorrido no ha existido”.

Por la otra parte, el candidato Garamendi asegura que, en los últimos años, “las organizaciones empresariales han sufrido un grave retroceso en su consideración social y pública” y considera que “debemos ser conscientes” de “nuestra mala imagen” y “trabajar para mejorar la imagen del empresariado español, y sobre todo de la CEOE”. Por eso, reclama: “recuperemos el respeto de la sociedad”. De hecho, asegura que “la primera tarea a abordar por la nueva Presidencia” será la de “recuperar la autoridad, el prestigio y la influencia de la CEOE”.

Dos visiones de la CEOE como defensa de los valores empresariales

Tanto Rosell como Garamendi inciden en la necesidad de poner en valor la figura del empresario como creador de riqueza en la sociedad. Por ejemplo, Rosell asegura que, desde CEOE, “creemos firmemente en los valores de la empresa. Solo con más y mejores empresas crearemos más riqueza y bienestar”, y añade: “los ciudadanos deben volver a valorar la empresa como antídoto contra la crisis. Sin más empresas no habrá generación de empleo”.

Dicho esto, el actual presidente de CEOE apunta que “la CEOE y nuestras organizaciones no están para representar a quienes no responden y se saltan las leyes. De ahí que aprobáramos, no sin discusión interna, un Código Ético y de Buen Gobierno de la CEOE que ahora paulatinamente deben refrendar y aplicar todas las organizaciones”.

En su visión de la organización que preside desde hace cuatro años, Rosell subraya que, para CEOE, “la contribución de las empresas al progreso económico y al bienestar social se maximiza con mercados libres, sin barreras y sin intervencionismos esterilizantes a la iniciativa privada. Buenas leyes, las imprescindibles, buen regulación, duraderas y de rápida resolución”, y es que, según manifiesta, “no podemos limitarnos a la denuncia de las trabas injustificadas y prácticas abusivas. Debemos ser propositivos, es decir, propuestas concretas y valoradas económicamente”.

Del mismo modo, el modelo de CEOE según Garamendi también está basado en la libertad y en la iniciativa empresarial. El actual presidente de CEPYME reivindica una imagen del empresario como creador de empleo “que nos permita alejarnos del desprestigio que actualmente padece. La superación de la crisis económica solamente vendrá de la mano del relanzamiento de la empresa privada, de la creación de más empresas, del crecimiento de las actuales y de la conquista de más mercados en el exterior”.

Garamendi reivindica su visión de la entidad afirmando que “no somos un  club, ni un lobby, ni una asociación elitista”. Según recoge en su programa, “la CEOE no es un club de empresas ni una asociación que agrupe a un centenar de compañías. La CEOE aspira a representar a un colectivo de más de un millón de empresas con empleados, más otros dos millones de empresarios autónomos”. Para lograrlo, asegura: “es imprescindible encuadrar a tan enorme colectivo a través de una red eficiente de organizaciones sectoriales y territoriales, que son la espina dorsal de CEOE”.

Propuestas de los candidatos: reestructuración, internacionalización, diálogo social

Respecto a las propuestas que contienen cada uno de los programas, Juan Rosell adelanta una reestructuración interna de la propia CEOE, y asegura que “vamos a seguir simplificando la estructura, especialmente en el campo administrativo, donde deberá ser complementaria con la de CEPYME”. Este también defiende una asociación más internacional, y apunta que “estamos desarrollando un área específica destinada a potenciar la difusión de información de actividades internacionales con nuestras organizaciones territoriales y sectoriales” para, por ejemplo, “mantener un contacto directo y permanente e identificar las necesidades de nuestras organizaciones y sus empresas en el ámbito internacional”.

En materia de negociación colectiva, Rosell también adelanta que “tenemos en marcha la consolidación de una gran base de datos para poder opinar con conocimiento de causa, con datos, con información, los detalles de todos y cada uno de los convenios colectivos en España, tanto sectoriales como de empresa, para así poder modernizarlos y tecnificarlos en beneficio de todos”. Dicho esto, concreta que esta base de datos “puede estar lista antes de Semana Santa”.

Otras propuestas de futuro tienen que ver con aspectos como la I+D o el Medio Ambiente. Para Rosell, “resulta imprescindible que desde la Administración se genere el marco adecuado que fomente el apoyo a las empresas innovadoras, facilite las inversiones en I+D+i y potencie un sistema educativo con una inmersión clara en las nuevas tecnologías y una adecuada formación a los trabajadores”. Por otra parte, el presidente de CEOE asegura que “es importante para la competitividad realizar un profundo ejercicio de simplificación normativa y de agilización de los trámites administrativos en torno a  la legislación medioambiental existente”.

También Garamendi coincide en la “necesaria simplificación de cargas administrativas”, y apunta que “es preciso seguir trabajando en eliminar trámites y fomentar que estos sean cumplidos mediante declaraciones responsables de los empresarios para la cumplimentación de procedimientos, o para la obtención de licencias para el ejercicio de la actividad”. Otro punto del programa del candidato Garamendi es el de “reconocer la autonomía de los agentes sociales en la negociación colectiva”, entendida esta como “una forma de encauzar intereses de empresarios y trabajadores por la vía del consenso. Asimismo la negociación colectiva estructurada homogeneiza las condiciones laborales en toda España y permite hacer realidad el principio de igualdad de oportunidades en todos los territorios”.

En el plano laboral, Garamendi también señala que “la flexibilidad interna y externa de las empresas sigue siendo imprescindible para ganar en competitividad” y considera que “debemos fomentar una negociación colectiva ágil que permita internamente adaptar las plantillas a las necesidades de las empresas. También es preciso disponer de un marco regulatorio más adaptable a las especiales circunstancias por las que atraviesan las empresas, marco regulatorio que no esté permanentemente judicializado”.

¿Quién apoya a quién?

En los últimos días, la prensa nacional se ha hecho eco de los posibles apoyos que tendrán cada uno de los candidatos en las elecciones del próximo miércoles. Ayer jueves, el diario El Economista adelantaba que, “entre las organizaciones sectoriales que han dado su respaldo a Juan Rosell destacan las tres del sector del automóvil (Anfac, Faconauto y Sercobe), las de distribución (Anged y Asedas), las de alimentación y agricultura, la construcción y concesiones (Seopan), la química (Feique y Anaip), las tecnologías (Adigital y Aest), la hostelería (Fehr y Cehat), la enseñanza, los servicios, las finanzas, además de distintos sectores industriales”.

Según este medio, el actual presidente de CEOE también “ha conseguido  el aval de la mayoría de las organizaciones territoriales de comunidades autónomas, entre ellas las patronales de Cataluña, Foment del Treball, y de Madrid, CEIM, que cuentan con 45 votos cada una”. Por la otra parte, “entre los principales valedores del candidato alternativo, Antonio Garamendi, figuran las patronales del metal, Confemetal, y de la construcción (CNC), amplios sectores de la de informática y comunicaciones (Ametic) y las territoriales del País Vasco (Confebask), de Castilla-La Mancha (Cecam) y parte de Andalucía”. El Economista también recoge que la Asamblea General de CEPYME ratificó esta semana a Garamendi como presidente, con el 93% de los sufragios en voto secreto y en urna”.
Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos