CEN INFORMA
19.06.2008

Perspectivas de la economía española y propuestas para restablecer el crecimiento económico

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) publicó el pasado martes, 17 de junio, el documento "perspectivas de la economía española y propuestas para restablecer el crecimiento económico".

Las conclusiones de este informe son:

 

1. La situación de la economía española ha sido objeto de un análisis de enorme preocupación por los órganos de gobierno de CEOE, ya que los efectos derivados del aumento de las materias primas, en especial del petróleo y sus derivados, de los productos básicos alimentarios, de la crísis inmobiliaria y del cambio en las condiciones de la financiación, afectan a las inversiones de las empresas y a las compras de las familias en bienes y servicios en muchos países desarrollados.

 

La economía española es más vulnerable a estos factores, debido a nuestro nivel de endeudamiento, necesidades de financiación exterior, peso de nuestro mercado inmobiliario y mayor dependencia energética, por lo que la fuerte desaceleración de nuestra economía se presenta más rápida, más profunda y más duradera de lo previsto a finales del año pasado.

 

Además, por estas mismas razones nuestros precios crecen por encima de la inflación de nuestros principales competidores, perdiendo competitividad.

 

2. La contabilidad nacional del primer trimestre de 2008 muestra un crecimiento del PIB del 0,3% sobre el trimestre anterior. Es de prever que la desaceleración de nuestro crecimiento, que se situó en el 0,8% (tasa intertrimestral) en el último trimestre de 2007, continuará debido tanto a la situación del sector inmobiliario y a la caída de actividad del sector de la construcción de viviendas y de los sectores que le suministran material y equipo, como a la reducción de la tasa de aumento del consumo, ya que las compras de las familias contribuyen en más de la mitad del crecimiento del PIB.

 

Todo ello explica que se debilite acentuadamente la creación de empleo y aumente sustancialmente el paro. El efecto pernicioso es la menor renta disponible en los hogares que ahondará y prolongará la situación de desaceleración de nuestra economía.

 

3. La fuerte desaceleración económica tiene efectos diferentes según los sectores de actividad. La caída de la demanda interna con la consiguiente baja del nivel de actividad y del margen económico de las empresas, variable –esta última- fundamental junto con la financiación para la inversión y modernización de nuestro aparato productivo y para la recuperación del empleo, obliga a las empresas a buscar un mayor peso de sus actividades en el exterior y está poniendo a prueba las fortalezas y debilidades de nuestra economía.

 

Cabe recordar que en un mundo globalizado no sólo compiten las empresas sino también los marcos institucionales de los Estados, como son: el sistema fiscal, la seguridad jurídica, el nivel de educación y formación, la protección social, la regulación del mercado de trabajo y la eficiencia de la negociación colectiva, las trabas administrativas y la eficacia de las Administraciones Públicas, la seguridad en el suministro de energía a precio competitivo, el apoyo a la investigación, desarrollo tecnológico e innovación en las empresas, la disponibilidad de las tecnologías de la información y la comunicación, el grado de desarrollo y de eficiencia de las infraestructuras, el equilibrio presupuestario, etc.

 

A estas preocupaciones hay que añadir la política que ponga en marcha el Gobierno y la cooperación de las Administraciones Públicas para que nuestra economía vuelva, lo antes posible, a tasas importantes de crecimiento.

 

Es necesario consolidar el diálogo social como uno de los activos más importantes de nuestro modelo de relaciones laborales y definir en este contexto una agenda de materias a abordar.

 

4. Así pues, la economía española se encuentra en un nuevo escenario diferente al que ha impulsado su expansión económica de los últimos doce años. No podrá contar con la oferta de medios financieros, en volumen y coste, que ha permitido financiar las compras de las familias, tanto en viviendas como en bienes de consumo, a la vez que la inversión y la actividad de las empresas dentro y fuera de nuestro país, en condiciones muy favorables para los prestatarios.

 

La economía se enfrenta a un horizonte temporal de una estructura relativa de precios distinta con altos precios de las materias primas, singularmente del petróleo, y de otros productos básicos, que condicionará la renta disponible de los hogares.

 

Este nuevo escenario puede denominarse de crisis, en el sentido de la necesidad de afrontar cambios en los factores del crecimiento económico.

 

El cambio del patrón de crecimiento, basado fundamentalmente en la compra de viviendas y en el consumo, exigirá facilitar la reasignación de los recursos, humanos y materiales, así como la financiación hacia los sectores de mayor productividad capaces de ganar mercados en una economía mundializada.

 

La política económica tiene un papel esencial, ante este nuevo escenario, para sentar las bases que permitan a la economía española volver a tasas de crecimiento acordes con el potencial de nuestro aparato productivo, nuestro sistema financiero, nuestra población y nuestro nivel de conocimientos para la creación de empleo y bienestar.

 

CEOE ante los retos que comporta la nueva situación internacional y nacional cree que deben adoptarse, entre otras, medidas en los siguientes campos:

 

• Fiscalidad
• Inversión pública y apoyo a la vivienda
• Medio Ambiente
• Energía
• Tecnologías de la Información y las Comunicaciones e I+D+i
• Industria, Turismo y Distribución y Transportes
• Educación y Formación
• Internacionalización de las Empresas
• Mercado de Trabajo y Protección Social
• Pequeñas y Medianas Empresas
• Agroindustria

 

La recuperación de la confianza de ahorradores, inversores, empresarios, trabajadores y consumidores debe basarse en políticas y medidas que:

 

• Refuercen la capacidad de adaptación de las empresas y trabajadores, dotándolas de instrumentos económicos y laborales apropiados, liberalizando totalmente todos aquellos sectores que aún no lo están por completo y, también, externalizando la gestión de determinados servicios públicos.

 

• Que no se perjudique la competitividad, el crecimiento y el empleo con mayores cargas a las empresas, más bien al contrario, siendo especialmente sensibles materias como las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social, gastos salariales y extra-salariales.

 

• Es conveniente diversificar y ampliar nuestras exportaciones, así como nuestras inversiones en el exterior, y situar aún más a España como un polo de atracción de inversiones y de actividades empresariales, tanto provenientes de la UE como de otras áreas.

 

• El déficit del sector exterior muestra, por un lado las debilidades de nuestra economía y, por otro, las necesidades de financiación de la misma y es necesario reducirlo. La menor demanda interior debe ser compensada con mayores exportaciones y actividades en el exterior.

 

• Ante los retos a los que la sociedad española tiene que dar respuesta, es necesario encontrar un entorno que facilite la actividad empresarial y para ello las Administraciones Públicas tienen que ser más eficaces cada día.

 

• Es de gran importancia que se elabore un ambicioso programa de infraestructuras estatal y autonómicas que cuente con la participación de la inversión y financiación privada.

 

• Debe realizarse, en el más breve plazo posible, un debate nacional sobre la energía, que permita encontrar soluciones eficaces para paliar nuestra dependencia energética y que aúne la lucha contra el cambio climático con la seguridad de suministro y precio competitivo.

 

Para ello debe contarse con todas las fuentes de energía, en especial las de carácter autóctono, y todas las tecnologías disponibles económicamente viables.

 

• Es de suma importancia articular políticas eficaces que fomenten el ahorro en familias y empresas.

 

• Por otra parte, la situación de la economía española está teniendo especial incidencia en el mundo de la pequeña y mediana empresa, porque tiene menos medios financieros y encuentra mayores dificultades para obtener recursos para su normal actividad, y no hay que olvidar que la pequeña y mediana empresa constituye el 80% del empleo en España.

 

• Todas estas medidas deben completarse con una decidida apuesta por la formación, el I+D+i y el fomento de las nuevas vocaciones empresariales como medio más eficaz para afrontar el futuro de nuestra economía.

 

5. En resumen, CEOE teme que la difícil situación que atraviesa nuestra economía que está siendo más profunda de lo previsto a principios de año, pueda ser, también, duradera en el tiempo.

 

No es deseable que tras alcanzarse el final de la crisis nuestra economía entre en una fase de lento crecimiento.

 

Por ello, el Gobierno tiene la responsabilidad de sentar las bases de una política económica sobre las que las empresas desenvolverán sus mejores esfuerzos para elevar su productividad y alcanzar, de nuevo, tasas importantes de crecimiento.

 

El diálogo social colaborará en la búsqueda de estos objetivos y de facilitar la reasignación de los recursos humanos y productivos hacia los sectores de mayor competitividad.

 

En estos grandes objetivos, necesariamente ambiciosos para ser eficaces en el cambio de la situación que vamos a atravesar, resultará de la mayor importancia establecer:

 

A. En materia fiscal

 

• Un nuevo marco fiscal que incentive el crecimiento de la inversión y el empleo y que sea un referente para la atracción de la inversión extranjera hacia nuestro país.

 

• Unos Presupuestos Generales del Estado para 2009 que tengan en cuenta la situación económica del país a fin de no incidir en un crecimiento del gasto público corriente.

 

• Una revisión de las principales partidas de gasto público para mantener el equilibrio presupuestario en el medio plazo y continuar con el empuje de las inversiones públicas en infraestructuras, con efectos positivos en la mejora de la productividad.

 

• Reforzar los principios esenciales de contributividad y solidaridad del actual Sistema de Seguridad Social al tiempo que se avance en las reformas graduales que favorezcan su viabilidad y sostenibilidad financiera, de manera compatible con el mantenimiento y la creación de empleo.

 

• CEOE da la mayor importancia a una reducción del Impuesto de Sociedades, así como de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social.

 

Estas medidas son necesarias para apoyar el mantenimiento de actividades económicas y empresariales en nuestro país, evitando su relocalización en otras áreas, en especial para aquellas actividades sometidas a la competencia internacional, así como para apoyar la creación de empleo que, en las circunstancias descritas en esta nota, es la variable principal para mantener el crecimiento económico a través del consumo de las familias.

 

B.Mercado de trabajo

 

• Un marco de relaciones laborales que continúe la senda de flexibilización de nuestro aparato productivo para adecuarse a las necesidades cambiantes de la demanda y a los niveles exigidos de competitividad.

 

• Un mejor sistema de protección al desempleo que incentive la búsqueda de trabajo.

 

• Adoptar medidas para la reducción del absentismo laboral, impulsando, entre otras, medidas para mejorar la gestión y el control de la prestación por incapacidad temporal por contingencias comunes.

 

• Una negociación colectiva que tenga presente en los aumentos salariales la mejora de la productividad y ayude a la mejor asignación de los medios humanos conforme a las necesidades de la producción.

 

C. Mercados y otras cuestiones

 

• Tanto en el ámbito europeo como en el nacional es un requisito la unidad de mercado para evitar ineficacias en la producción y distribución de bienes y servicios y para apoyar el crecimiento de nuestras PYMES y fortalecerlas frente al exterior.

 

• Adoptar medidas coyunturales en apoyo del sector de la vivienda y recuperar su actividad y el empleo asociado.

 

• En aras de facilitar el ejercicio de la libertad de establecimiento de los prestadores de servicios y la libre circulación de los mismos, de conformidad con el Tratado CEE y la Directiva aprobada, proceder a una simplificación administrativa tendente a eliminar los obstáculos legales y administrativos existentes.

 

• Debe afrontarse la difícil situación por la que atraviesan las actividades ganaderas, pesqueras y de transporte.

 

• Debe apoyarse al sector turístico por la importancia que tiene tanto en la creación de empleo, como en su contribución a minorar el déficit de nuestra balanza exterior.

 

• Ultimar la regulación de los mercados de energía, telecomunicaciones y transportes y modificar la legislación sobre distribución comercial y suelo a fin de asegurar la operatividad de los mismos en beneficio de todos.

 

• La energía nuclear debe ser una fuente básica para la producción de energía eléctrica, a fin de disminuir la dependencia energética de nuestro país, asegurar el suministro de energía a precio competitivo a todos los sectores y contribuir a reducir las emisiones de gases efecto invernadero.

 

• El apoyo a la política de protección de medio ambiente, en sus diversas vertientes, ha de tener en cuenta la capacidad de competir de las empresas en los países de nuestro entorno y en otras áreas geográficas, así como la disponibilidad de tecnologías limpias económicamente viables y la capacidad financiera de las empresas.

 

• Mejorar la seguridad jurídica de los administrados y reducir las trabas y cargas administrativas a las empresas.

 

• Dar mayor eficacia a servicios públicos que pueden ser gestionados por empresas privadas.

 

• Asegurar una mayor interacción del sistema público de cienciatecnología con las necesidades y esfuerzos de las empresas, en especial en la transferencia de conocimientos y nuevos desarrollos innovadores.

 

• Continuar y acentuar el uso de las tecnologías de la información y de la comunicación tanto en el sector público como en el privado para la mejora de la productividad y la eficiencia que aportan estas tecnologías.

 

• Mejorar los sistemas de educación y formación, promoviendo su calidad, reduciendo el abandono temprano de la escolaridad y fomentando la formación profesional tanto la reglada como la contínua, así como la colaboración entre el mundo empresarial y el educativo a todos los niveles.

 

El sector privado puede aportar, cada día más, su oferta de formación en todos los niveles y, en particular, en el nivel universitario para colaborar a la constante mejora del factor humano.

 

• Perfeccionar y dotar los instrumentos financieros, en vigor, para apoyar la inversión y el desarrollo de actividades de las PYMES.

_______________

 

Las Administraciones Públicas deben coadyuvar en el campo de sus respectivas competencias para apoyar las actividades empresariales.

 

Nuestra economía se enfrenta en los años 2008, 2009 y 2010 a una situación de fuerte desaceleración económica, que será de crisis para diversas actividades, y es labor de todos: Gobierno, Administraciones Públicas, trabajadores y sus Sindicatos, empresas y sus Organizaciones Empresariales, Universidad, ahorradores e inversores sentar las bases para que la economía española recupere importantes tasas de crecimiento, acorde con nuestra posición en la producción mundial, que hemos tenido en los últimos doce años.

 

La CEOE a través del Plan Estratégico para la economía española 2008-2011, aprobado en su última Asamblea General, contempla una serie de propuestas y medidas en los ámbitos económico y fiscal, internacional y sociolaboral. Como estas medidas esperamos sean tenidas en cuenta ayudarán a la mejora de las condiciones para el sostenimiento y potenciación de las actividades de las empresas y la creación de empleo.

 

Ver información relacionada

Documentos relacionados
Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Portal de transparencia
CEN INFORMA
Respuesta solidaria COVID-19
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Blog del presidente
SERVICIOS
Proyectos estratégicos para empresas
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Compra agrupada de energía
  -  REPSOL
  -  Vodafone
Apoyo a la Transmisión de Empresas
Instalaciones
FORMACIÓN
Formación
Cursos Subvencionados
Cursos de especialización / Postgrados
Jornadas
Bonificación de cuotas
FP Dual
Acreditación de Competencias
EMPLEO
Itinerarios de Empleabilidad
Programas singulares
Agencia de Colocación
FP Empresa
  PRL  
Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales :: Acceso Web PRL ::
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:30 - 15:30 a 18:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.
Horario de verano
Del 1 de julio al 15 de septiembre
De 8:30-14:30
 


Aviso legal

Condiciones generales
Protección de Datos