CEN INFORMA
BUSCADOR BLOG DEL PRESIDENTE
Fechas:      
09/11/2016 17:28
La importancia del tamaño de la empresa
Las empresas españolas son demasiado pequeñas. Para hacer frente a los retos del futuro, el 95% de ellas factura menos de 2 millones de euros, así como el 83% cuenta con solo dos o menos trabajadores, mientras que en Alemania las de esa misma plantilla solo representan el 20% del total.  Esta reducida dimensión de nuestras compañías está relacionada, entre otros factores, con el hecho de tener un tejido empresarial fuertemente orientado hacia el sector servicios, donde dominan las sociedades de dimensiones muy reducidas
El tamaño de nuestras empresas importa mucho, ya que está relacionado muy intensamente con su capacidad para sobrevivir, con su competitividad, con las posibilidades  de desarrollo de nuevos productos y tecnologías, con su capacidad para exportar bienes o servicios a otros países, y, en definitiva, con la generación de nuevos puestos de trabajo.

Cuanto más grande es la empresa, mayor es su supervivencia. En nuestro país, el 61% de las nuevas empresas sin asalariados no llegan a los cinco años de vida. De entre las empresas españolas con 20 o menos asalariados, solo un 14% llega a cumplir más de 20 años, en cambio en las empresas de más de 20 empleados esta ratio alcanza el 43%.

En relación con la productividad, nos encontramos con el mismo problema: una empresa grande (más de 250 trabajadores) tiene una productividad doble que una microempresa (0 a 9 trabajadores), mientras que una compañía media (50 a 250 empleados) su productividad es 1,7 veces mayor. Si España tuviera la misma distribución por tamaño de sus empresas que Alemania, nuestra productividad aumentaría un 13%. La empresa muy pequeña tiene escasísimas oportunidades para innovar, desarrollar nuevos productos o incorporar nuevas tecnologías que mejoren los procesos productivos. Su único objetivo es, en la mayoría de los casos, sobrevivir.

Del mismo modo la presencia en los mercados exteriores está muy limitada para las empresas de pequeño tamaño, ya que no disponen del  equipo humano capaz de moverse en los nuevos mercados, ni disponen de la financiación, ni de la información necesaria para acometer esta arriesgada aventura. 

Y sin embargo nuestras empresas son reacias a crecer, ya que existen barreras en materia fiscal, laboral y burocrática en nuestra regulación que dificultan y desincentivan el incremento de tamaño. En materia fiscal, el tipo impositivo de las empresas crece conforme se superan escalones de facturación, subiendo del 19 al 23% cuando se facture más de un millón de euros e incrementándose de nuevo hasta el 28% cuando la facturación excede de 10 millones. En otros impuestos, como el IVA, superar seis millones de euros de facturación anual supone un incremento importante en las obligaciones de declaración y formales Todo ello trae consigo una mayor carga impositiva, menor capacidad de financiación, reduce el circulante y aumenta los costes de gestión.

En materia laboral, una vez que se alcanza la cifra de 50 empleados, se pasa de tener entre 1 a 3 delegados de personal, en función del tamaño, a tener un comité de empresa con un mínimo de 5 miembros y que irá creciendo en función de la plantilla. Como consecuencia, se observa una acumulación de compañías que cuentan con plantillas cercanas a los 50 empleados, pero que no dan el salto al siguiente nivel de empresa mediana, para así evitar tener comité de empresa y, además, obviar todo el marco regulatorio que han de cumplir en la nueva dimensión, la cual, sin embargo, tiene efectos muy positivos para la supervivencia, la productividad y la internacionalización de nuestro tejido empresarial.

Es deseable por tanto un cambio en los marcos regulatorios para evitar desincentivar el crecimiento de las empresas, pero no toda la responsabilidad debe recaer sobre las administraciones públicas, es también una responsabilidad que recae sobre los empresarios, que requiere mayor profesionalización y formación de su estructura organizativa.

En este sentido, desde la Confederación, enmarcado en nuestra estrategia para la mejora del tejido empresarial, hemos iniciado este año un proyecto piloto para ayudar en la consolidación y crecimiento de nuestras empresas y así aumentar su tamaño. Concretamente estamos acompañando a 6 compañías en diferentes áreas de su organización identificadas previamente como palancas para el crecimiento: organización y talento, innovación, estrategia digital e internacionalización. El desarrollo está siendo muy satisfactorio y próximamente expondremos las conclusiones de dicho proyecto junto con la presentación de su siguiente edición, con vocación de permanencia en el tiempo.


7 + 5 =  * Por favor introduce el resultado de la operación de seguridad sugerida por el sistema
COMENTARIOS (0)
Volver a listado
Miembro de:
 
QUIÉNES SOMOS
CEN
Nuestras Asociaciones
Cómo asociarse
Estructura organizativa
Representación
Nueva cultura de empresa
CEN INFORMA
Noticias
Notas de prensa
Boletines
Publicaciones
Manual Imagen Corporativa
Prevención de Riesgos Laborales
  -  Acciones financiadas por el Gobierno de Navarra
  -  Acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales
Blog del presidente
SERVICIOS
Programa de Directivos
Servicio Informático a empresas
Acuerdos de colaboración
  -  Vodafone
  -  REPSOL
  -  Compra Agrupada de Energía
Instalaciones
FORMACIÓN Y EMPLEO
Formación
Agencia de Colocación
FP Empresa
FP Dual
Itinerarios de empleabilidad
Acreditación de Competencias
Postgrado Dirección Avanzada IE
DATOS ECONÓMICOS
AGENDA
CEN
c/ Doctor Huarte, 3
31003 · Pamplona (Navarra)
Spain
Tel.: 948 26 33 00
Mail: info@cen.es
Web: www.cen.es

Lunes a Jueves:
De 8:30 a 14:00 - 16:00 a 19:00
Viernes:
De 8:30 a 14:30 h.